miércoles, 30 de marzo de 2011

LOS MAYAS

Los mayas son uno de los pueblos indígenas americanos que todavía existen en la actualidad. Sus antepasados crearon un calendario de tal precisión, que aún hoy nos asombra.

¿QUIÉNES SON LOS MAYAS?

Cuando hablamos de los mayas, nos referimos al grupo de pueblos que pertenecen a la familia lingüística maya o mayense. La civilización maya surgió en Mesoamérica (área que engloba el centro y sur del actual México y una gran parte de Centroamérica), hace unos 3.500 años (en el 1500 a.C.), y alcanzó su máximo apogeo hace unos 1.600 años (en el 400 d.C.).
A lo largo de la historia, han habitado en un espacio geográfico muy concreto: Centroamérica. Han estado, o están, presentes en:
  • Parte de México (en los actuales estados de Yucatán, Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Chiapas).
  • En casi toda Guatemala y
  • En algunas regiones de:
      • El Salvador.
      • Belice y
      • Honduras.
Pero los mayas y su cultura forman parte también de nuestro presente. En la actualidad, aproximadamente tres millones de personas hablan alguna de las 28 lenguas mayas (entre ellas, la quiché y la yucateca). Viven en comunidades rurales agrícolas, aunque también son muchos los que emigran a las ciudades en busca de empleo.

A continuación, vamos a aprender algo más sobre la antigua cultura maya, la que floreció en Mesoamérica hace muchos, muchos años...
HISTORIA DE LOS MAYAS

La agricultura del maíz fue la base de la economía de los antiguos mayas. Vivían en una sociedad muy jerarquizada. Estaban gobernados por una autoridad política y por un sumo sacerdote. Su historia suele dividirse en tres grandes periodos:

  • Periodo preclásico o formativo. Comenzó hace, aproximadamente, 3.500 años (en el 1500 a.C.). Durante esta primera etapa, los mayas recibieron la herencia cultural de otro gran pueblo mesoamericano: los olmecas. 
En el S. XV, los mayas  reciben la influencia de los Olmecas,
ubicados en la parte coloreada de naranja.
  • Periodo clásico. Se extendió, aproximadamente, desde el año 300 d.C. hasta el 900 d.C. Se trata de la época de esplendor de la civilización maya. Fue entonces cuando se construyeron los grandes centros ceremoniales de Uaxactún y Tikal (Guatemala). Además, la influencia maya llegó a las tierras bajas del centro y del sur, donde se fundaron otras famosas ciudades: Palenque y Yaxchilán (México), Quiriguá (Guatemala) y Copán (Honduras). Por razones que no conocemos, estos centros fueron abandonados a mediados del siglo IX d.C., y sus habitantes emigraron a Yucatán.
Auxactún (Guatemala)
Tikal (Guatemala)














   
Yaxchilán (México)

Palenque (México)


Quiriguá (Guatemala)

Copán (Honduras)
  • Periodo posclásico. Abarca desde el 900 d.C. hasta la llegada de los españoles (principios del siglo XVI). A partir del siglo XI, los mayas recibieron la influencia de los toltecas, como lo muestra el gran centro ritual de Chichén Itzá (en el norte de la península de Yucatán). Por entonces se consolidó la Liga de Mayapán, una alianza de los jefes de esta ciudad y los de Chichén Itzá y Uxmal. La Liga de Mayapán dominó Yucatán durante dos siglos. Pero, después, casi todas las ciudades mayas fueron abandonadas de nuevo. Solo quedó Mayapán, que continuó ejerciendo su dominio sobre el resto de los pequeños señoríos de la región.

Chichen Itzá. Fue elegida como una de las Maravillas del Mundo Moderno
  
En el S. XI los mayas reciben la influencia de los Toltecas., habitantes de la zona central del actual México.  

En última instancia, la extensión territorial por el cual se desarrollo esta gran cultura Maya, fue la siguiente:

Ubicación de la civilización maya.


Los primeros contactos entre los mayas y los españoles se produjeron en 1511, cuando desembarcó en sus costas Jerónimo de Aguilar.

(Écija (Sevilla), 1489-México, c. 1531) Conquistador español. 
Pasó a América con Valdivia y fue hecho prisionero por los mayas del Yucatán entre 1511 y 1519,
año en que fue rescatado por Hernán Cortés, a quien sirvió de intérprete en la lengua maya.

Años después, los conquistadores españoles dominaron todo el territorio habitado por los mayas, que se encontraban en su fase de decadencia.
ARTE Y CULTURA DE LOS MAYAS
El arte y la cultura de los mayas aún nos asombran. Veamos, primero, algunos aspectos de su arte.
  • Si queremos comprobar muestras de su arquitectura monumental, basta con contemplar las ruinas de Palenque, Uxmal, Mayapán, Copán, Tikal, Uaxactún, Quiriguá, Bonampak y Chichén Itzá. Estos grandes recintos eran ciudades, y no solo importantes centros ceremoniales. Estaban compuestos por una serie de estructuras con forma de pirámide escalonada (en cuya parte superior había templos), que se agrupaban alrededor de plazas.  
  • Las principales características de la escultura maya son el uso del relieve, la monumentalidad, la utilización del color y de los signos jeroglíficos, y la importancia de las líneas curvas. Buen ejemplo son las estelas encontradas en Tikal, Copán y Quiriguá. Pero, tal vez, la cumbre de la escultura maya sean los paneles de Palenque.
  • La pintura mural alcanzó una gran perfección y calidad. Los murales más importantes que se conservan son los de Bonampak (en Chiapas, México).
Por lo que respecta a otros aspectos de su cultura...
  • Los mayas desarrollaron una escritura jeroglífica. Gracias a ella, pudieron dejar constancia de su mitología, de su historia y de sus ritos religiosos (que fueron grabados en inscripciones y pintados en estelas y edificios). Pero, además, los mayas también dejaron escritos que realizaban en códices de papel amate (corteza de árbol) o en pergaminos de piel de venado. Se conservan tres de estos códices: el Códice de Dresde, el Códice de París y el Códice Tro-cortesiano 

Jeroglíficos mayas

  • Desde el siglo XVI, se realizaron numerosas compilaciones en lengua maya: obras religiosas (el Popol Vuh y los libros de Chilam Balam), dramáticas (Rabinal Achi), enciclopédicas (Libro de los Bacab) o de canciones y poemas (Cantos de Dzitbalché).
  • Establecieron un calendario muy complejo y preciso, y fueron grandes matemáticos.
  • ¿Quieres saber el nombre de sus principales dioses? Estos son algunos: Kukulcán (dios del viento), Chac (dios de la lluvia), Itzamná (dios de los cielos y del saber), Ixchel (diosa de la Luna) y Hunab Ku (deidad única y creadora).
  • Uno de los rituales mayas más importantes era el juego de pelota. Se practicaba en un recinto que había en casi todos los centros ceremoniales.
EL ARTE MAYA

En el siglo I a.C., los mayas crearon un calendario tan exacto que aún sigue asombrando a matemáticos y astrónomos. De hecho, era mucho más perfecto que el que se usaba en Europa en esos momentos.
Los mayas no son un solo pueblo, más bien son un conjunto de pueblos indígenas unidos por una sola familia lingüística. En la antigüedad, habitaban la península del Yucatán y algunas zonas de lo que hoy es Guatemala, Honduras, El Salvador y Belice.
Aunque, actualmente, aún existe una importante comunidad maya que vive en Centroamérica, en este artículo solo vamos a hablar del arte que esta civilización creó en su momento de máximo esplendor, entre el 300 d.C. y la llegada de los conquistadores españoles. En esa época, los mayas estaban profundamente influidos por la religión, y existía una poderosa casta sacerdotal.

LAS CIUDADES DE COPÁN, TIKAL Y PALENQUE

Los restos arqueológicos muestran una gran riqueza y variedad artística. Las tres ciudades más importantes del área central eran Copán, Tikal y Palenque. Copán era un importantísimo centro astronómico, sede de los congresos de los sacerdotes-astrónomos. Se conservan algunas estelas (monumentos) con relieves donde están representados estos personajes.
Destacan en esta ciudad algunos templos y también el juego de pelota. Ya sabes que estas construcciones tenían un gran patio en forma de T doble; allí se realizaban combates que simbolizaban la lucha entre la luz y las tinieblas.

La ciudad de Tikal conserva restos arqueológicos que datan incluso del año 300 a.C. Algunas de las pirámides alcanzan medidas sorprendentes, como la pirámide de la Serpiente Bicéfala o templo IV, con 70 metros de altura, ¡parece como si quisiera asomarse por encima de los árboles que la rodean!

La pirámide la serpiente bicéfala.
Cerca de Tabasco encontramos las imponentes ruinas de la ciudad de Palenque. El Palacio, con su gran torre-observatorio, junto con los templos de la Cruz, del Sol, de la Cruz Foliada y de las Inscripciones, son las construcciones más notables.

El templo de las Inscripciones alberga en su interior la tumba del rey Pacal el Grande, cuidadosamente sellada y oculta bajo toneladas de escombros. El edificio está situado sobre una pirámide con nueve terrazas y 16 metros de altura, y está decorado con más de veinte paneles esculpidos en su interior.

LA PENÍNSULA DEL YUCATÁN

Las ciudades de Uxmal y Chichén Itzá fueron las más importantes de esta área. Uxmal conserva importantes edificios, como la casa del Enano, la pirámide del Adivino, el cuadrángulo de las Monjas y el palacio de Gobernador, que, con sus casi 100 metros de largo, es uno de los edificios más importantes de la civilización maya.
En Chichén Itzá los edificios se levantan sobre inmensas explanadas. Allí encontramos observatorios astronómicos, como el Caracol, llamado así por la escalera en espiral que tiene en su interior. Destaca también el templo de los Guerreros, el Castillo, un enorme templo situado sobre una pirámide de nueve escalones, la casa de las Monjas y el grupo de las Mil Columnas. Todos estos edificios están decorados con relieves que representan figuras de serpientes y guerreros.



LA CERÁMICA Y LA PINTURA

La época de mayor esplendor de la cerámica maya se sitúa entre los años 600 y 900 de nuestra era. Para los rituales religiosos se realizaba una cerámica especial, hecha con alabastro y decorada con dibujos grabados sobre el propio material.

También se han encontrado toda una serie de estatuillas modeladas con barro que representan sacerdotes, jefes políticos, guerreros, mercaderes, actores y músicos, todos ellos ricamente vestidos y adornados con joyas. Se hacían generalmente con moldes.

La pintura fue también un gran arte en la civilización maya. Destacan, por encima de todo, los frescos de Bonampak, donde se representa la vida cotidiana de los antiguos mayas. Allí aparecen numerosos personajes, acompañados de figuras danzantes y músicos que golpean grandes tambores. Toda una serie de animales, algunos acuáticos, junto con otras escenas decorativas, completan este gran friso.



NRMQ



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No utilice palabras inadecuadas o comentarios ofensivos, puesto que nos veremos obligados a no hacerlos público; esto, por consideración a los lectores, que no necesariamente comparten estos usos.